De humilde bocado a manjar de alta cocina. La croqueta, piedra angular del recetario tradicional, se ha convertido en un preciado objeto de deseo de la gastronomía moderna. Una rica y suntuosa receta nacida para aprovechar las sobras que hoy cada uno moldea y elabora a su gusto –¡todo es croquetable!– pero que al menos debe cumplir tres claves para subir al cielo: una buena bechamel, un adecuado rebozado y una correcta fritura.

Dejando a un lado las de nuestras madres y abuelas, que no tienen rival, ahí va una selección de locales en los que disfrutar de unas deliciosas croquetas hechas con leche de vacas de Cantabria. Ustedes dirán.

La Caseta de Bombas

La última apuesta del Grupo Deluz y Compañía ocupa el lugar histórico y privilegiado que durante 80 años estuvo reservado a las bombas para achicar agua del dique seco. Cocina abierta y separada –los platos fríos se elaboran a parte, en una pequeña barra rectangular– con sugerentes propuestas de carnes ecológicas, pescados traídos de la lonja y ensaladas. Picoteo en barra. Recomendable reservar.

Gamazo, s/n

Tlf. 942 742 668

Abierto todos los días
Entre 25 y 40 euros

Umma

Miguel Ángel Rodríguez, Miki, capitanea con acierto este restaurante que acaba de remozar su interior con mucho gusto para dar a la barra un mayor protagonismo. Cocina de altas prestaciones que alterna platos sencillos y reconocibles con otros de sorprendente y agradable factura. Sugestivo menú degustación. Ambiente musical y desenfadado con atractivas referencias de vinos y cervezas artesanas. Come, bebe, baila.

Sol, 47

Tlf. 942 219 595
Cerrado domingos y lunes mediodía
Entre 25 y 40 euro

La Bombi

Sin duda uno de los mejores lugares para saborear el Cantábrico. Protagonista de la vida social de la ciudad, este establecimiento con más de 80 años de historia aúna modernidad y tradición de la mano de las más selectas materias primas. Boni Movellán y sus dos hijos dispensan a la clientela el trato familiar que invita a alargar la sobremesa. Barra muy concurrida y diligentemente atendida para picar o comer de modo más informal. Generosa bodega. Imprescindible reservar fines de semana y festivos.

Casimiro Sainz, 15

Tlf. 942 213 028

Abierto todos los días
Más de 40 euros

Oh, là, là

Carlos Díaz y Virginia Fernández han sumado a su tradicional y sugerente oferta de catering para bodas y eventos la de este bistró de portada amarilla y agradable interior de cocina minimalista. Carta corta en la que resaltan las mini hamburguesitas de variadas carnes y los mini platos. Raciones con gusto, ensaladas y rollitos vietnamitas o fajitas mexicanas completan una oferta gastronómica breve pero bien confeccionada. Eficaz y atento servicio.

Rualasal, 15

Tlf. 942 048 455
Cerrado domingos

Menos de 25 euros

Bodegas Mazón

Espacioso establecimiento centenario presidido por grandes cubas y tinajas de vino en el que saborear platos, raciones y cazuelitas de comida casera. Sabor y tradición en un local con acceso por dos calles que ofrece entre semana de otoño a primavera un económico plato del día y en el que los viernes por la noche aún se puede escuchar cantar canciones marineras y habaneras. Dispone de comedor privado y de una interesante programación musical.

Hernán Cortés, 57

Tlf. 942 215 752

Abierto todos los días

Menos de 25 euros

El Museo de la Música

José Luis Ruiz Castra abandera con prestancia este local de acertada atmósfera musical y agradable factura con techos altos y un pequeño cabrete al que se accede por una coqueta escalera de caracol. Aunque no es un italiano, elabora a diario una excelente pasta fresca artesana que luce en una carta corta pero con espacio suficiente para buenas carnes y variados platos del mar. Estimable menú diario. Exposición y venta de vinos con más de 70 referencias.

San José, 9
Cerrado domingos y lunes tarde

Tlf. 942 048 064

Menos de 25 euros

Asador Lechazo Aranda

Un trozo de Castilla en el corazón de la capital de Cantabria. Amplio local con arcos góticos de piedra, artesonados de madera y coloristas vidrieras que dan cobijo al mejor lechazo de la Ribera del Duero elaborado a fuego lento con leños de encina en el tradicional horno de barro refractario. Un jamón de lujo, chuletillas de palo y otras suculentas viandas típicamente castellanas completan una carta no muy extensa pero eficaz. Buen servicio y espaciosa y animada terraza junto a un parque infantil.

Tetuán, 15

Tlf. 942 214 823
Cerrado lunes tarde.
Más de 40 euros

La Gloria de Carriedo

José Antonio ‘Cuco’ Martín Miranda apadrina este cuidado local de barra azulejada y techos altos ubicado en una espaciosa calle peatonal a un paso de la zona comercial y de la bahía. Abierto desde primera hora de la mañana, ofrece una reconocible y variada carta de raciones y tapas, además de diferentes mini platos, hamburguesas y sándwiches. Amable servicio. Terraza con media docena de mesas y taburetes altos.

Cádiz, 12

Tlf. 942 215 081
Cerrado domingos noche

Menos de 25 euros

Bodega Del Riojano

Histórica bodega que alberga el llamado ‘Museo redondo’ integrado por cerca de 120 obras de arte pintadas por reconocidos pintores sobre las tapas de las cubas de vino. La concurrida barra y unas cuantas mesas pequeñas y recogidas sirven para picoteo y de acceso a un comedor amplio y agradable en el que saborear una cocina de corte clásico. Caracoles guisados, chipirones y pimientos rellenos y bacalao con salsa de tomate abren una carta con apreciables platos para compartir. Buen surtido de embutidos y quesos. Servicio atento. Recomendable reservar.

Tlf. 942 216 750
Río de la Pila, 5
Cerrado domingos noche
Entre 25 y 40 euros

Las Hijas de Florencio

El naranja de la hostelería santanderina. Con entrada y salida a dos calles, esta taberna con el suelo original de grandes losas de piedra y dos pequeñas barras separadas por un estrecho pasillo es sinónimo de cañas y tapas. Tasca con encanto con estimable variedad de embutidos, quesos y tostas. Buen surtido de vinos.

Pº de Pereda, 23

Tlf. 942 310 475

Abierto todos los días

Menos de 25 euros

Cañadío

Pasa el tiempo y la primera y gran propuesta gastronómica de Paco Quirós y Teresa Monteoliva antes de dar el salto a Madrid mantiene intacta la esencia de sus orígenes: excelente cocina a precios competitivos. Sugerente carta y menús diarios bien rematados comparten su bien gana fama con un bar más que animado en el que degustar sabrosos pinchos y raciones con descuentos entre semana. Atento y diligente servicio. Terraza dominando la plaza. Recomendable reservar.

Gómez Oreña, 15

Tlf. 942 314 149
Cerrado domingos
Más de 40 euros

Papanao

Local de nuevo cuño liderado por Pablo Bezanilla y sus socios -Carlos, Nacho,Óscar y Juanito- que ofrece una cocina de picoteo y corte tradicional integrada por seductores pinchos y un menú diario combinada con aperitivos y copas que se alargan hasta bien entrada la noche. Si el tiempo acompaña, la enorme puerta de cristal de la entrada se abre de par en par dejando entrever una suerte de terraza cubierta.

Hernán Cortes, 22

Tlf. 942 313 524
Cerrado domingos

Menos de 25 euros

Casa Lita

La cocina del pincho en Santander. Joseba Guijarro está al frente de unos fogones a base de productos frescos de primera calidad que ofrece alrededor de 300 pinchos diferentes, entre fríos y calientes, elaborados al momento y con varios premios a sus espaldas. Embutidos y quesos, espárragos, bonito del norte y anchoas artesanas de Santoña completan una propuesta pensada para disfrutar de forma informal de lo mejor de la gastronomía española.

Paseo de Pereda, 37
942 364 830
Cerrado los lunes en invierno

Menos de 25 euros

La Pasarela

Alejado del centro pero a tiro de piedra de casi todo, este establecimiento ofrece una cocina sencilla de muy grata embocadura. Platos tradicionales para comer como en casa, pero a mesa puesta y sin romper el bolsillo. Del amplio surtido para picotear destacan unas croquetas de jamón y huevo para el recuerdo. Muy cremosas y de harina muy fina.

Ración: 7 €
½ ración: 4 €

Peña del Cuervo, 8

Tlf. 942 237 761

Luzmela

Veterano local con terraza de nuevo cuño en tonos blancos y morados bajo dos frondosos robles. Horario ininterrumpido de cocina desde primeras horas de la mañana. Amplio surtidos de pinchos y raciones.

Hernán Cortés, 8

Tlf. 942 070 414

La Buena Moza

Edu y Conchi ofrecen en esta casa restaurante una sencilla y honesta cocina casera en un ambiente familiar y muy acogedor. Una barra con mesas hace de antesala a la holgada terraza con jardín –todo un reclamo del lugar– y al comedor principal. Extensa relación de raciones de picoteo y para compartir y especialidad en cocido montañés, caricos y carnes cántabras. Servicio atento y esmerado. Fácil aparcamiento.

Victoriano Fdez., 49

Tlf. 942 346 085

Abierto todos los días

Menos de 25 euros

La Tolva

Establecimiento con tirón y agradable presentación con estimulantes y personales creaciones. En sus propuestas de menú nunca faltan platos de carne, pescado o de arroz, ensaladillas y ensaladas.

De lunes a viernes: menú 15 € – ½ menú: 9 €
Sábado y festivos: Menú: 18 € – ½ menú 10 €

Casimiro Sainz, 11

Tlf. 942 100 391

Magnolia Bar

Los propietarios de este local en escalera han dado el salto desde Suesa a Santander para ofrecer en la ciudad lo que ya era su seña de identidad en el campo: cocina sencilla y bien elaborada de clara inspiración española con algún guiño cosmopolita. Todo sin pretensiones pero con mucho fundamento. Moderna y atractiva carta de vinos con referencias procedentes de más de una docena de denominaciones de origen. Recomendable reservar.

Tetuán, 21

Tlf. 942 377 089
Cerrado domingo y lunes y martes noche
Entre 25 y 40 euros