El pincho, esa suerte de cocina en miniatura, encandila a casi todo el mundo. En frío para tomar con la mano o en caliente con cuchillo y tenedor; acomodados sobre una rebanada de pan y aferrados a un palillo o montados encima de un plato en cuidadas presentaciones, estos dechados de pequeña gran cocina viste de colores y aromas buena parte de las barras de muchos bares y restaurantes de la ciudad. Un delirio

visual capaz de colmar los paladares más rectos con tradicionales pero también nuevos y sorprendentes sabores. Historia y modernidad al alcance de todos. Aquí va una selección de lugares en los que dejarse llevar por estas auténticas delicias gastronómicas. Solo es cuestión de gustos y de armarse bien de servilletas.

La Casa del Indiano

Rafa Ordóñez lidera con habilidad este restaurante con sabor de ultramar de doble barra y agradable comedor que colma la parte central del visitado Mercado del Este, considerado bien de interés cultural y que hoy alberga distintos negocios relacionados con los servicios, además del Museo de Prehistoria y Arqueología. Cocina de temporada con recetas tradicionales de Cantabria y un ligero toque innovador. Ofrece pucheros y un más que interesante menú ejecutivo en días laborables y también de fin de semana.

Hernán Cortés, 4

Tlf. 942 074 660

Abierto todos los días
Entre 25 y 40 euros

Taberna Cachalote

Este recién estrenado bar-restaurante sigue la estela del Papanao, con quien comparte propiedad, para ofertar una amplia selección de comidas y bebidas que despacha con simpatía desde primeras horas de la mañana y hasta bien entrada la noche. Tapas, raciones y un apetecible menú del día para degustar en una generosa barra o en las mesas del fondo. Espaciosa terraza con taburetes y mesas altas en plena Plaza de Cañadío.

Plaza de Cañadío s/n

Tlf. 942 035 041

Abierto todos los días

Menos de 25 euros

El Machi

El chef Fernando Pérez y su mujer Ana Alonso han convertido este veterano restaurante en una referencia de la gastronomía local. Ubicado a un paso de la Biblioteca de Cantabria, el local ofrece una distinguida cocina tradicional con pinceladas modernas elaborada a partir de las mejores materias primas del mercado. Menú degustación y carta. Fácil aparcamiento.

Ruiz de Alda, 16

Tlf. 942 314 921
Cerrado domingos
Entre 25 y 40 euros

Las Hijas de Florencio

El naranja de la hostelería santanderina. Con entrada y salida a dos calles, esta taberna con el suelo original de grandes losas de piedra y dos pequeñas barras separadas por un estrecho pasillo es sinónimo de cañas y tapas. Tasca con encanto con estimable variedad de embutidos, quesos y tostas. Buen surtido de vinos.

Pº de Pereda, 23

Tlf. 942 310 475

Abierto todos los días

Menos de 25 euros

Cantabria

Restaurante especializado en embutidos y empanadas de chorizo y bonito por el que han desfilado diversas generaciones de santanderinos. Cocina casera y muy tradicional resuelta con corrección con propuestas de cuchara, fritos y variedad de carnes y pescados. Amplio comedores –uno privado– y buena selección de vinos. Animada y ruidosa barra con algunos pinchos de proporciones más que generosas.

Río de la Pila, 10

Tlf. 942 221 074
Cerrado domingos

Menos de 25 euros

La esquina del Arrabal

Recogido bar de amplias cristaleras y buen ambiente ubicado en un córner de esta transitada calle peatonal poblado de buenos y sustanciosos pinchos. Vinos y tapas, platos de día, hamburguesas y ensaladas. Animada terraza de coloristas mesa y sillas. También desayunos.

Arrabal, 20

Tlf. 678 314 865
Cerrado domingos

Menos de 25 euros

Cañadío

Pasa el tiempo y la primera y gran propuesta gastronómica de Paco Quirós y Teresa Monteoliva antes de dar el salto a Madrid mantiene intacta la esencia de sus orígenes: excelente cocina a precios competitivos. Sugerente carta y menús diarios bien rematados comparten su bien gana fama con un bar más que animado en el que degustar sabrosos pinchos y raciones con descuentos entre semana. Atento y diligente servicio. Terraza dominando la plaza. Recomendable reservar.

Gómez Oreña, 15

Tlf. 942 314 149
Cerrado domingos
Más de 40 euros

Casa Ajero

Restaurante de estilo rústico y ventanales a dos calles con predominio de la madera y la piedra que debe su nombre al bisabuelo de una de sus propietarias, que vendía ajos a lomos de un burro desde Burgos hasta Santander. Correcta cocina clásica con productos locales y de temporada y una barra alta repleta de pinchos y tapas. Bastante concurrido y solicitado menú diario.

Daoíz y Velarde, 18

Tlf. 942 218 386
Cerrado domingos

Menos de 25 euros

Diluvio

Una barra en ‘u’ y una gran foto de la bahía santanderina da forma y color a este sabroso establecimiento en azul que desde primeras horas de la mañana despacha un repertorio de más de 60 variedades de pinchos. A seguir los de ensaladilla de bocas de mar y pollo con trigueros.

Ataúlfo Argenta, 14

Tlf. 942 218 563

Casa Lita

La cocina del pincho en Santander. Joseba Guijarro está al frente de unos fogones a base de productos frescos de primera calidad que ofrece alrededor de 300 pinchos diferentes, entre fríos y calientes, elaborados al momento y con varios premios a sus espaldas. Embutidos y quesos, espárragos, bonito del norte y anchoas artesanas de Santoña completan una propuesta pensada para disfrutar de forma informal de lo mejor de la gastronomía española.

Paseo de Pereda, 37
942 364 830
Cerrado los lunes en invierno

Menos de 25 euros

La Cigaleña

Conocido como el museo del vino, Andrés y Juan Conde han sabido dar continuidad a un negocio familiar que partió a mitad del siglo pasado del pueblo castellano de Cigales –de ahí su nombre– y que hoy continúa volcado en ofrecer una gastronomía clásica pero en constante evolución y en cuidar su pasión por los vinos, con más de 10.000 referencias que encierran sabores y curiosidades de medio mundo. Comedor pequeño con mesas demasiado juntas en el que se echa de menos algo más de espacio.

Daoíz y Velarde, 19

Tlf. 942 213 062
Cerrado domingos
Más de 40 euros

Catavinos

Su nombre no engaña: ofrece más de 115 referencias de caldos nacionales y extranjeros. Local apretado y generalmente muy concurrido con una barra repleta de provocativos pinchos de todo tipo y condición, entre los que sobresale el solomillo con foie y una tortilla de patatas poco hecha que vuela nada más salir. Excelente calidad y servicio diligente. Pequeño comedor en la parte superior y animada mini terraza.

M. Sanz de Sautuola, 4

Tlf. 601 350 772
Cerrado domingos noche y lunes

Menos de 25 euros

La Cátedra

Reducido y frecuentado bar de tapas y pinchos ubicado en una calle peatonal y heredero del mítico local regentado durante décadas por José y Mari del que aún conserva el nombre. Acertada decoración y resolución de espacios para una propuesta culinaria clásica pero efectiva. Cumplida oferta de raciones para compartir en la que ocupan un lugar reservado las mollejas de lechazo, los quesos, los revueltos y las ostras, solas o en compañía de blancos o espumosos. También desayunos.

Del Medio, 5

Tlf. 942 031 785

Abierto todos los días

Menos de 25 euros

Rampalay

Clásico mesón de consolidada trayectoria que mira a la fachada oeste de la iglesia de Santa Lucía. Una carta con más de 60 raciones y una larga lista de pinchos fríos y calientes constituyen la principal oferta culinaria de este local de popular y frecuentada barra. Menú del día y también para grupos. Encargos de raciones y pinchos para llevar. Concurrida terraza de planta rectangular circundada por árboles plataneros.

Daoíz y Velarde, 9

Tlf. 942 313 367
Cerrado martes

Menos de 25 euros

Asubio Canalla

El cocinero Nacho Basurto, de dilatada y reconocida trayectoria, plantea en este pequeño gastrobar una cocina de autor con productos de temporada y buena calidad. Una barra poblada de estimulantes pinchos fríos y calientes para picar o comer de manera más informal da paso al comedor de la planta superior, en tonos blancos y granates, en el que manda un menú diario rico y variado sin olvidar una carta extensa que también ofrece atractivas posibilidades. Servicio atento y profesional.

Daoíz y Velarde, 23

Tlf. 942 035 238

Abierto todos los días
Entre 25 y 40 euros