Esta selección de establecimientos obedece, en algunos casos, a que en sus cartas ofrecen algo diferente que les hace singulares, o simplemente a que se encuentran solos y alejados del bullicio característico de las zonas gastronómicas más céntricas y transitadas. En otros, al hecho de que desde sus mesas se otea el mar y el horizonte como pocas veces se puede. Sea como fuere, son lugares que a buen seguro no les dejarán indiferentes. Ustedes dirán.

La Caseta de Bombas

La última apuesta del Grupo Deluz y Compañía ocupa el lugar histórico y privilegiado que durante 80 años estuvo reservado a las bombas para achicar agua del dique seco. Cocina abierta y separada –los platos fríos se elaboran a parte, en una pequeña barra rectangular– con sugerentes propuestas de carnes ecológicas, pescados traídos de la lonja y ensaladas. Picoteo en barra. Recomendable reservar.

Gamazo, s/n

Tlf. 942 742 668

Abierto todos los días
Entre 25 y 40 euros

La Conchita

El santuario del mejillón. Bar de tradición familiar que ofrece sin duda unos de los mejores mejillones al ajillo de la ciudad. Aunque alejado del centro que le dio fama y reconocimiento, el local sigue siendo parada obligada para quienes buscan un buen aperitivo en un ambiente animado y distendido. Raciones generosas de elaboración casera. Muy concurrido especialmente los fines de semana. Fácil aparcamiento.

Ración: 7 €
½ ración: 3,75 €

Honduras, 20

Tlf. 942 310 903

Yerbabuena

Sugerente y atractiva propuesta en un bonito local escondido a lomos de unas escaleras entre la calle del Sol y el Río de la Pila. Chusa mantiene vivo el sabor inconfundible de una carta no muy extensa pero suficiente que huele a hojaldre, milhojas, moussaka y pastel de puerros y gambas. Menú del día y especial para grupos. Ambiente pausado y tranquilo amenizado por una casi siempre acertada selección musical.

San Antón, 12

Tlf. 942 310 896
Abierto de martes a sábado, desde las 21 horas

Menos de 25 euros

Las Carolinas

Hotel y restaurante ubicado en una mansión del siglo XIX que dispensa formación teórica-práctica a jóvenes hosteleros y chefs. El comedor, con capacidad para 40 comensales, ofrece durante el periodo lectivo de septiembre a junio y de lunes a viernes un apetitoso y esmerado menú del día que se completa los viernes por la noche con un sugerente menú degustación. Servicio personalizado y de calidad a cargo de los propios alumnos. Imprescindible reserva previa.

Entre 25 y 40 euros

Avda. General Dávila, 119

Tlf. 942 033 402
Cerrado fines de semana y periodos vacacionales

Taberna del Herrero

Terraza que abre las diversas propuestas al aire libre que ofrece esta calle peatonalizada con gusto y acierto. Indicada para picar y disfrutar de tapas y pinchos en ambiente familiar.

Rubio, 4

Tlf. 942 055 419

La Radio

Taberna de la zona alta de la ciudad que ofrece un buen puñado de propuestas sinceras y sin lujos de reconocida calidad. Excelentes mariscos, buenos pescados del Cantábrico y sabrosas carnes en una carta concisa pero compensada. El pulpo lo sirven a la parrilla.

Avda. General Dávila, 103

Tlf. 942 232 628

Ración: 15 euros

La Pasarela

Alejado del centro pero a tiro de piedra de casi todo, este establecimiento ofrece una cocina sencilla de muy grata embocadura. Platos tradicionales para comer como en casa, pero a mesa puesta y sin romper el bolsillo. Del amplio surtido para picotear destacan unas croquetas de jamón y huevo para el recuerdo. Muy cremosas y de harina muy fina.

Ración: 7 €
½ ración: 4 €

Peña del Cuervo, 8

Tlf. 942 237 761

Gelín

Todo un clásico de la restauración local a dos pasos de El Corte Inglés que despacha con profesionalidad y simpatía chuletones y otros cortes de vaca de Cantabria, carrilleras ibéricas o lechazo confitado a baja temperatura.

Avda. Nueva Montaña, 2
Tlf. 942 332 733

El Faro

Las inigualables vistas al mar Cantábrico justifican con creces la visita a esta cafetería-restaurante que ofrece raciones, picoteo y algunos que otros platos. El mar en toda su extensión y sin intermediarios de por medio. Una recomendación: los atardeceres son de los que no se olvidan.

Cabo Mayor, s/n

Tlf. 942 391 518

Abel

A small restaurant, not far from the university campus, where Chelo and Quique offer simple but delicious home cooking to a growing number of faithful clients, many of them locals, but by no means all. Well-made fish and shellfish dishes stand out in a short but solid menu. On Tuesday evenings, they make the best fried chicken wings in the city. Unbeatable. Friendly and efficient service. Credit cards not accepted.

Address: Fernando de los Ríos, 62
Tel: 942 313 503
Closed on Mondays
Between 25 and 40 euros