Yerbabuena

ugerente y atractiva propuesta en un bonito local escondido a lomos de unas escaleras entre la calle del Sol y el Río de la Pila. Chusa mantiene vivo el sabor inconfundible de una carta no muy extensa pero suficiente que huele a hojaldre, milhojas, moussaka y pastel de puerros y gambas. Menú del día y especial para grupos. Ambiente pausado y tranquilo amenizado por una casi siempre acertada selección musical.


San Antón, 12

942 310 896

Abierto de martes a sábado, desde las 21 horas
Menos de 25 euros