La Lola

Javier Gómez, miembro de una saga de comerciantes cuetanos, tutela con gancho este sencillo y acogedor restaurante de barrio heredero del que hace más de medio siglo montó su abuela Lola. Una barra bulliciosa, dos terrazas y un comedor en tonos lilas acogen una carta que promedia carnes y pescados y en la que descolla un premiado cocido montañés. Variedad de raciones de toda la vida.


Inés Diego de Noval, 31

942 393 203

Cerrado martes
Menos de 25 euros